| 05/03/2012

Publicada por Galaxia Gutenberg / Círculo de lectores

/

Publican el primer tomo de las Obras Completas de Francisco Ayala

Galaxia Gutenberg/Círculo de lectores publica la obra completa de Francisco Ayala (1906-2009), quien se ha caracterizado por abarcar muchos géneros literarios, desde el ensayístico al autobiográfico, hasta convertirse en un clásico indiscutible de nuestras letras.

   El primer volumen de sus obras completas, recoge puesta al día, toda su producción narrativa, desde su primera juventud hasta sus últimos relatos.

   El libro se abre con las dos primeras novelas del Ayala joven, 'Tragicomedia de un hombre sin espíritu' (1925) e 'Historia de un amanecer' (1926), y a continuación los textos vanguardistas que componen 'El boxeador y un ángel' (1929) y 'Cazador en el alba' (1930).

   Tras la etapa de silencio provocada por la Guerra Civil española y el posterior exilio del autor, Ayala vuelve a la literatura con los relatos que configurarán una de sus obras mayores, Los usurpadores (1940), entre los que se incluye uno de sus cuentos más célebres, 'El hechizado'.

   Su carrera como profesor en la Argentina, Puerto Rico y los Estados Unidos no le impedirá dejar constancia de su grandeza de creador en obras como 'La cabeza del cordero' (1949), 'Historia de macacos' (1955), 'la gran novela política Muertes de perro' (1958) o 'El fondo del vaso' (1962).

REGRESO A ESPAÑA

   A partir de los años sesenta, Francisco Ayala inicia un progresivo regreso a España hasta su instalación definitiva. De esta época es una de sus obras maestras El jardín de las delicias(1971), que fue corrigiendo y ampliando en posteriores ediciones hasta llegar a la versión definitiva que aquí se publica, y la totalidad de los relatos que, unos años antes de su muerte, recogió, y así se presentan en este volumen, como 'La niña de oro' y otros relatos, donde se encuentran narraciones tan célebres como 'El rapto', 'El as de Bastos' y 'Glorioso triunfo del príncipe Arjuna'.

   Gracias a las primeras ediciones y manuscritos conservados en la Fundación Francisco Ayala de Granada, y al cuidado de la editora, la viuda del escritor, se ha fijado el texto y se han reparado algunas erratas que se habían arrastrado en múltiples ediciones anteriores, como consecuencia de la azarosa aventura editorial del escritor en los distintos países en que vivió.